(51-1) 436-3843 || (51-1) 251-8120 || 989 617 668 || 992 098 261 ventas@officetec.pe

Para diseñar muebles de oficina hay que tener en cuenta distintos factores: diseño, calidad, ergonomía… El impacto ambiental, en principio, no. Ninguna norma lo exige ni lo demanda el mercado. Sin embargo, es un enfoque que ya se usa y quien quiera amueblar su oficina con sillas y mesas fabricadas con criterios de sostenibilidad puede hacerlo, porque hay una empresa que los hace así. AF Steelcase, compañía española integrada en la multinacional americana Steelcase Inc., diseña y fabrica mobiliario de oficina desde hace 50 años. Y es la primera del sector en usar el método de Valoración de Ciclo de Vida en el diseño y desarrollo de sus productos.

¿Cómo se valora el impacto ambiental de una silla de oficina?

‘Se analiza cada fase de su vida desde que se fabrica hasta que se desecha y sus impactos sobre los principales parámetros ambientales: cambio climático, uso de recursos, residuos, sustancias tóxicas, etcétera. Así, se toman las decisiones necesarias para que el impacto en cada una de ellas sea el más bajo posible’, explica José Luis López Saldaña, director de marketing de AF Steelcase España.

La Valoración del Ciclo de Vida contempla cinco aspectos: materiales, producción, transporte, uso y fin de vida útil. ‘En el diseño se empiezan a tomar las primeras decisiones, las que afectan a los materiales. Por ejemplo, nuestra silla Think, está fabricada a base de acero, aluminio, zinc y poliester. Un 44 por ciento de estos materiales proceden de reciclaje. Concretamente, el acero y el poliester eran latas de bebida y botellas de agua mineral’. Esta silla se empezó a producir hace poco más de un año y se han fabricado ya 300.000 unidades, de las que 60.000 se han hecho en Europa. La previsión es llegar al medio millón en 2007. Ha obtenido diversos premios, incluido el de Mejor eco-producto diseñado para el medio ambiente, concedido por el Ministerio francés de Medio Ambiente.

Otro aspecto bastante trabajado es el transporte. ‘Haciendo productos muy resistentes, pero más ligeros, que ocupen menos espacio y necesiten menos embalaje, se consigue que quepa más cantidad en los camiones. Por tanto, se hacen menos viajes, se consume menos gasóleo y se emite menos CO2’.

Y, aunque están fabricados para ser duraderos, los componentes pueden ser sustituidos, para así prolongar aún más la vida útil del producto. Además, su mantenimiento es muy sencillo. Por eso en AF Steelcase han diseñado mesas que son reciclables en un 97 por ciento y gamas enteras que son reciclables al 99 por ciento.

Y, además de hacerlo, lo cuentan: ‘somos los únicos fabricantes de muebles de ofi cina que damos una Declaración Ambiental de Producto. Nada nos obliga, pero como empresa líder creemos que debemos hacerlo así’. Para ellos la sostenibilidad no está reñida con la calidad. ‘Al contrario, nos obliga a mejorar en diseño, ingeniería y desarrollo. Un producto mejor diseñado dura más, se puede fabricar en grandes cantidades y cuesta menos por unidad. Invertimos 49 millones de euros en I+D, pero ahorramos en otros procesos.

ARCHIVO FUENTE: Cámara Valencia [Leer Información Original]